A la soledad

John Keats

¡Oh, Soledad! Si contigo debo vivir,
Que no sea en el desordenado sufrir
De turbias y sombrías moradas,
Subamos juntos la escalera empinada;
Observatorio de la naturaleza,
Contemplando del valle su delicadeza,
Sus floridas laderas,
Su río cristalino corriendo;
Permitid que vigile, soñoliento,
Bajo el tejado de verdes ramas,
Donde los ciervos pasan como ráfajas,
Agitando a las abejas en sus campanas.
Pero, aunque con placer imagino
Estas dulces escenas contigo,
El suave conversar de una mente,
Cuyas palabras son imágenes inocentes,
Es el placer de mi alma; y sin duda debe ser
El mayor gozo de la humanidad,
Soñar que tu raza pueda sufrir
Por dos espíritus que juntos deciden huir.

Todos necesitamos

 

Un borrador, para borrar de nuestra historia todo lo que nos haga daño.

Un detergente, para quitar las manchas de las máscaras que usamos a diario.

Unas tijeras, para cortar todo aquello que nos impide crecer.

Un pájaro, para que nos enseñe a volar alto y cantar con libertad.

Una tinaja, para añejar el cariño y la madurez del amor.

Un frasco transparente, para conservar las sonrisas y sin tapa para escuchar su alegre sonido.

Unos lentes, correctores de la visión de la vida, que nos permitan observar con amor al prójimo y a la naturaleza.

Una ardilla, que nos indique como trepar por las ramas del árbol de la sabiduría.

Unas agujas grandes, para tejer sueños e ilusiones.

Un cofre, para guardar todos los recuerdos que construyen y dan vida.

Un cierre, que permita abrir la mente cuando se desee encontrar respuestas, otro para cerrar nuestra boca cuando sea necesario, y otro para abrir nuestro corazón.

Un rebobinador de películas, para recordar los momentos más felices en nuestras vidas.

Un reloj, para darle todo el tiempo al amor y al amar.

Los zapatos de la ética y la moral, para pisar firme y seguro por donde quiera que vamos.

Y una balanza, para pesar todo lo vivido y todo lo experimentado.

WALT WHITMAN, “CARPE DIEM”

Aprovecha el día.

No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz,

Sin haber alimentado tus sueños.

No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el

Derecho de expresarte, que es casi un deber.

No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario…

No dejes de creer que las palabras y la poesía, sí pueden cambiar al

Mundo; porque, pase lo que pase, nuestra esencia está intacta.

Somos seres humanos llenos de pasión, la vida es desierto y es oasis.

Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra

Propia historia.

Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa.

Y tú puedes aportar una estrofa…

No dejes nunca de soñar, porque sólo en sueños puede ser libre el

Hombre.

No caigas en el peor de los errores: el silencio. La mayoría vive en un

Silencio espantoso. No te resignes, huye…

«Yo emito mi alarido por los tejados de este mundo», dice el poeta;

Valora la belleza de las cosas simples, se puede hacer poesía sobre las pequeñas cosas.

No traiciones tus creencias, todos merecemos ser aceptados.

No podemos remar en contra de nosotros mismos, eso transforma la

Vida en un infierno.

Disfruta del pánico que provoca tener la vida por delante.

Vívela intensamente, sin mediocridades.

Piensa que en ti está el futuro, y asume la tarea con orgullo y sin

Miedo.

Aprende de quienes pueden enseñarte. Las experiencias de quienes se

Alimentaron de nuestros «Poetas Muertos», te ayudarán a caminar por

La vida.

La sociedad de hoy somos nosotros, los «Poetas Vivos».

No permitas que la vida te pase a ti, sin que tú la vivas…

 

TE SIENTES ABATIDO….

Perdido, sin fuerzas

Quizás te han echado del trabajo

Con todo lo que has luchado

Quizás te ha dejado tu pareja

Quizás tu familia está destrozada

Nada te sale bien. Nadie te comprende

No sabes qué hacer, sientes odio y rabia!!

Quieres rendirte?

Has tirado la toalla?

Una persona no está acabada cuando la derrotan

Está acabada cuando se rinde

¿Dónde está tu fuerza interior?

Esa que un día fue capaz de superar tantos obstáculos

Sí claro que puedes rendirte, tirar la toalla, abandonarlo todo…

¿Eso es lo que de verdad quieres?

¿Qué hay de tus sueños?

¿Vas a permitir que algo o alguien te los destruya?

Porque tú, y nadie más que tú tienes el poder de decidir por tu vida,

Por tus acciones y sueños.

Nunca dejes que nadie te diga, que no puedes hacer algo

Si tienes un sueño, tienes que protegerlo

Las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes… si quieres algo, ve a por ello

Voy a decirte algo que tú ya sabes

El mundo no es todo alegría y color

Es un lugar terrible y por muy duro que seas

Es capaz de arrodillarte a golpes y tenerte sometido permanente

Si no se lo impides… ni tú, ni yo, ni nadie, …

Golpea más fuerte que la vida

Pero no importa lo fuerte que golpeas, si no lo fuerte que puedan golpearte… y lo aguantas mientras avanzas

¡ Hay que soportar sin dejar de avanzar!

¡Así es como se gana!

Si tú sabes lo que vales, ve y consigue lo que mereces

Pero tendrás que soportar los golpes

Y no puedes estar diciendo que no estás donde querías llegar por culpa de él, de ella ni de nadie

Eso lo hacen los cobardes

¡Y tú no lo eres!

¡Tú eres capaz de todo!