¿Siempre llevas los auriculares contigo, incluso cuando corres o caminas? En caso afirmativo, tienes más probabilidades de alcanzar tus metas de ‘fitness’ y perder peso

Si eres un confeso amante de la música, es probable que a la hora de salir a correr o ir al gimnasio nunca te olvidas de llevar contigo los auriculares. Seguro que te has preguntado más de una vez si escuchar a tus bandas favoritas contribuye a conseguir tus objetivos de ‘fitness‘. A simple vista, lo que es obvio es que si escuchas música animada te insuflará la energía y coraje para acelerar y así conseguir más de lo que tenías pensado en un principio.

Más allá del efecto motivacional que te pueden brindar ciertos temazos, está claro que si te decantas por una marcha rápida al ritmo del romanticismo alemán quemarás muchas más calorías que si optas por un paseo ligero con Enya de fondo. Pero, ¿qué dicen los científicos al respecto? Un gran estudio realizado sobre más de 50.000 personas que caminaban regularmente publicado en el ‘British Journal of Sports Medicine’ descubrió que aquellos que andaban más rápido vivían un 25% más de media que aquellos que lo hacían a un ritmo más lento. ¿Sucede igual con la música y el hecho de perder peso?

Aquellos que tan solo caminaron con música notaron mejoras más considerables que los que anduvieron los 10.000 pasos diarios sin ella

Para comprobar todas estas afirmaciones, un equipo de médicos británicos de un programa líder de audiencia en la ‘BBC’, se preguntó si efectivamente la música más marchosa consigue que te concentres más en el ejercicio físico y le saques más provecho. Entonces, reunieron a 24 voluntarios de entre 25 y 65 años que posteriormente dividieron al azar en varios grupos. Para concretar más el ejercicio, ya que evidentemente al haber personas en distinto rango de edad unas contaban con más ventaja física que otras, decidieron que los concursantes tan solo podrían caminar «rápido», nada de correr.

Pero esto planteó otro problema añadido: ¿qué determina que una persona camine más rápido que otra? «Lo suficientemente rápido como para que puedas hablar pero no caminar», resolvieron, según Michael Mosley, médico en ‘Trust Me I’m a Doctor’, programa de la ‘BBC‘. Pero claro, este tampoco fue un parámetro puramente objetivo, por lo que hubo que darle otra vuelta para saber los efectos concretos que producen los diferentes tipos de música a la hora de hacer esfuerzo físico.

Que tenga algo de ‘marcha’

«Una definición más clara de lo que significa ‘caminar más rápido’ es hacerlo a unos 100 pasos por segundo. Y esto, a su vez, puede ser impulsado por escuchar música que tiene un ritmo más o menos similar, como por ejemplo ‘Dancing Queen‘ de Abba o ‘Hips don’t lie’ de Shakira», aseguró por su parte Marie Murphy, profesora de ejercicio y salud en la Universidad de Ulster, quien también participó en el experimento.

Si quieres adelgazar y emprender un cambio hacia la vida saludable, debes realizar ejercicio físico por pequeño que sea

«Al primer grupo se le pidió que intentara alcanzar los 10.000 pasos al día, mientras que al otro simplemente se le animó a caminar de forma enérgica tan solo media hora al día con un cierto tipo de música escogida por nosotros», relata Mosley. Al comienzo del experimento, los médicos analizaron los niveles de presión arterial, colesterol y grasa corporal de los participantes. Después, les encomendaron realizar la tarea durante un plazo de cinco semanas.

«Vimos cambios muy positivos en ambos grupos, pero aquellos que tan solo caminaron enérgicamente con música vieron en general mejoras más considerables que aquellos que anduvieron los 10.000 pasos diarios», concluyó el presentador del programa. Mientras que estos últimos notaron una disminución de su grasa corporal en un 1,8%, los que tan solo caminaron rápido con música perdió un 2,4%.

 

Aunque evidentemente todavía es pronto para confirmar los resultados, sin duda se trata de una cuestión muy interesante que será tratada en investigaciones futuras. Si quieres adelgazar y emprender un cambio a la vida saludable, debes realizar ejercicio físico por pequeño que sea. Si la música te anima mucho más o al menos hace más entretenido el proceso, tendrás ventaja frente aquellos que no la disfrutan tanto y prefieren escuchar los sonidos de la naturaleza (o de la sintonía del gimnasio)

  1. ZAMORANO

 

Resultado de imagen de SI VAS A COMER ULTRAPROCESADOS, AL MENOS HAZLOS EN TU PROPIA CASA

Estamos rodeados de ellos, inundan los supermercados. Sin tiempo para cocinar, solemos caer en la tentación de consumirlos, pero hay estas alternativas

Los alimentos ultraprocesados son aquellos productos creados industrialmente, parecen comida pero realmente no lo son. Se caracterizan, además, por tener una gran carga de aditivos, algunos malos y otros no tanto. Azúcares, saborizantes, colorantes… Todo pensado para que el resultado final sea bonito y sabroso, pero nada saludable.

España encabeza los primeros puestos de los países mediterráneos en el consumo de ultraprocesados, sobre todo cuando hablamos de la comida preparada, aunque no llega a la media de Europa (un 34%). Muchos españoles apuestan por la comodidad de meter el envase en el microondas y listo. Por otro lado, existen los productos procesados, es decir, han tenido una modificación pero más leve que los anteriores. Hablamos, por ejemplo, de las ensaladas preparadas o algunas conservas. Aunque si un producto tiene más de cinco ingredientes, con mucha probabilidad estaremos ante un ultraprocesado. Además de su carencia nutricional, el problema de estos productos creados es su facilidad de consumo, el famoso ‘listo para comer’, pero sobre todo su palatabilidad, están creados para que no podamos dejar de consumirlos.

Malos para la salud

Todos sabemos que los alimentos ultraprocesados son los desencadenantes de muchas de las enfermedades que padecemos, y no solo hablamos de la obesidad (que afecta en España al 25% de la sociedad), sino de los riesgos cardiovasculares que aparecen por el consumo de estos productos. De hecho, todos los expertos del campo de la nutrición afirman que los alimentos ultraprocesados nos enferman.

Pero los últimos estudios publicados también hablan de la relación existente entre la llamada comida basura y el riesgo de padecer cáncer. De hecho, el consumo de este tipo de alimentos aumenta el riesgo de muerte prematura en un 62%, una cifra muy alta.

Para evitar estas enfermedades, debemos comer más comida real (el famoso movimiento Realfooding). De hecho, el nutricionista Carlos Ríos ya nos recomendó “basar nuestra alimentación en la proporción 90/10. Es decir, 90% de comida real y 10% de ultraprocesados”.

Ideas de ultraprocesados para hacer en casa

Entre los productos ultraprocesados podemos encontrarnos los típicos snacks galletas, los cereales para el desayuno, barritas de cereales y energéticas, pasteles y tartas. Bollería industrial, pasteles, mermeladas, chocolates, etc. Aunque lo fácil es comprarlo y consumirlo, podemos aplicar el batchcooking para hacer nuestros propios ultraprocesados saludables.

Bocaditos dulces o salados. Para elaborar estas empanadillas, debemos preparar la masa con agua, aceite de oliva, sal y harina. Para hacerlas dulces podemos rellenarlas de fruta, y si nos decantamos por el salado, podemos utilizar queso fresco.

Helados saludables. Los helados son uno de los alimentos ultraprocesados que más consumimos, pero ninguno nos sabrá mejor que los elaborados por nosotros mismos. Simplemente necesitamos un recipiente para hielo y ahí podremos hacer nuestros helados de fresa, plátano y leche, de naranja, de limón o de lo que queramos. Siempre y cuando hagamos el zumo inicial con productos naturales.

Bollería y galletas. La bollería industrial es otra protagonista de los ultraprocesados. Y ¿qué necesidad hay si podemos llevarnos a la boca nuestras propias galletas, endulzadas con fruta o con estevia? Y además totalmente sana. Para colmo, no se tarda más de 5 o 10 minutos una vez tengamos la forma hecha. Podemos utilizar cacao o chocolate negro en vez de los chocolates rebajados con leche. El cacao será nuestro aliado para endulzar los postres ya que tiene múltiples beneficios.

 

Patatas fritas. Las patatas fritas son otro reclamo, además llevan muchos aditivos para que no dejemos de consumirlas. Pero podemos hacer nuestras propias chips. Simplemente tenemos que coger patatas naturales, trocearlas en láminas finas y freirlas en aceite de oliva. Si queremos que estén más sabrosas, hay que echarles sal marina.

Sticks de pollo y merluza. Los famosos nuggets y palitos de pescado llevan muchos aditivos. ¿Qué tal si cocinamos unos sticks de forma sencilla, haciendo el rebozado con pan rallado?

Paninis y pizzas. Si preparamos la masa nosotros mismos, tendremos una pizza o unos paninis naturales. Podemos ponerle salmón y queso fresco y el tomate triturado o en rodajas. En vez de mantequilla, utilizaremos como sustituto el aguacate

 

Juan Montagu

 

Resultado de imagen de AGUA DE JENGIBRE. ¿NO TE SUENA REALMENTE APETECIBLE? PUES DEBERÍA

Esta raíz es un rizoma perteneciente a la familia de las zingiberáceas, un tallo subterráneo que crece indefinidamente en forma horizontal y al que le salen raíces, nudos y brotes herbáceos

 

Desde su llegada a Asia hace ya miles de años, según la leyenda, gracias al emperador chino Shennong, el jengibre se ha posicionado como uno de los alimentos más saludables y terapéuticos del planeta. Se trata de una raíz de sabor picante, similar al ajo, y cuya apariencia causa cierto recelo entre algunos comensales. En cuanto a su uso en la cocina, el jengibre se utiliza en toda clase de elaboraciones: mariscos, encurtidos, salsas, carnes, pescados y los platos más exóticos. Sin embargo, existe una receta que aprovecha y saca el máximo partido a todas las propiedades nutricionales de dicho ingrediente: el agua de jengibre.

Un trago ‘milagroso’

Tomar diariamente un vaso de agua de jengibre en ayunas tiene multitud de beneficios para la salud del individuo. Un poder al que podemos añadir las cualidades de otros ingredientes igual de saludables como el limón, la canela o la menta, creando una combinación de lo más potente y satisfactoria. Eso sí, siempre y cuando el consumidor no tenga fiebre, sufra de tensión arterial alta, tome anticoagulantes o, si es mujer, esté embarazada, pues el jengibre es un alimento que aumenta la temperatura corporal. Conociendo estas contraindicaciones, ¿en qué aspectos ayuda esta raíz a nuestro organismo?

  • Mejora la digestión. El jengibre estimula los movimientos intestinales, la absorción de nutrientes y, al mismo tiempo, elimina todas aquellas toxinas que no son necesarias para el buen funcionamiento del cuerpo.
  • Regula los niveles de azúcar.Uno de los puntos clave por los que el jengibre es un alimento de lo más recomendable a la hora de bajar de peso. Esta infusión equilibra los niveles de azúcar en nuestro organismo, previniendo también la diabetes y sus efectos secundarios.
  • Acelera el metabolismo. Como ya hemos visto, el agua de jengibre es famosa por sus propiedades termogénicas, es decir, generan un mayor gasto energético. Esto se traduce en una aceleración del metabolismo y en la reducción de grasa en personas obesas.
  • Fuerte antiinflamatorio.“Puede reducir significativamente la inflamación de las articulaciones y el dolor, especialmente en condiciones tales como osteoartritis y reumatismo”, revelan desde el portal Salud180.

Recientemente se ha demostrado la eficacia del jengibre para combatir enfermedades infecciosas

  • Un aliado contra el colesterol.El agua de jengibre también reduce considerablemente el colesterol a través de la disminución de los niveles séricos y hepáticos del mismo. Además, disminuye la presión arterial, previene el estrechamiento de las arterias del corazón, diluye la sangre y lucha contra los radicales libres.
  • Efecto saciante. Al igual que otras bebidas como el té, el agua de jengibre es capaz de calmar la sensación de apetito y provocar un efecto saciante en el estómago. Unas propiedades diuréticas a las que se une también la activación de los riñones para orinar más a menudo.
  • Adiós a las bacterias. “Recientemente se ha demostrado la eficacia del jengibre para combatir enfermedades infecciosas provocadas por las bacterias Escherichia coli, Proteus vulgaris, Salmonella typhimurium, Staphylococcus aureus y Streptococcus viridans”, aseguran desde la tienda de desarrollo sostenibleInkanal.

Agua de jengibre también en casa

Su sencillo método de elaboración hace del agua de jengibre un trago de lo más recurrente en cualquier hogar del mundo. No obstante, los expertos recomiendan consumir únicamente entre uno y dos gramos de jengibre al día; una cantidad más que suficiente para aprovechar todos sus beneficios. Y si es fresco, muchísimo mejor. “Aunque se recomienda tomarla a primera hora, si prefieres hacerlo de otra manera, no perderá sus propiedades si la viertes en un termo y la ingieres durante el día. Tampoco hay una cantidad límite; puedes ingerir tanto como te apetezca”, aconsejan desde el portal Mejor con Salud con relación a la bebida. Bajo esta premisa, nos ponemos manos a la obra para preparar una buena ración de agua de jengibre.

Ingredientes:

  • 1 litro de agua (cuatro tazas)
  • 4 cucharadas de jengibre rallado o en rodajas
  • Zumo de dos limones (opcional)

Como cualquier otra infusión, lo primero es calentar el agua. Cuando esta alcance su punto de ebullición, añadimos el jengibre. Para que la decocción se realice con éxito, la mezcla debe permanecer en el fuego durante unos diez minutos, para después retirarla. A continuación, lo dejamos reposar otros quince minutos, de esta forma adquirirá la temperatura adecuada y sus propiedades nutricionales se asentarán por completo.

 

Pasado ese tiempo, colamos la infusión. Luego es el consumidor quien decide si se toma el agua de jengibre caliente o fría, da igual la elección, sus beneficios permanecerán inalterables. Como ya hemos recomendado anteriormente, el ingrediente protagonista puede recibir el apoyo de otros igual de saludables como el limón o la miel. Y recuerda: lo mejor es recurrir a ella en ayunas, todos los días y durante seis meses. Así todas las toxinas del organismo serán eliminadas y podréis quemar una cantidad prudencial de grasa.

Verónica Mollejo

Resultado de imagen de ESTAS SON LAS MENTIRAS Y LAS VERDADES DESCONOCIDAS DEL CHOCOLATE

Introducido en Europa por Colón, es el rey de los dulces, muy valorado en gastronomía y un placer al que pocos se resisten. Pero no todas sus atribuciones son ciertas

 

Negro, blanco, con leche, relleno de frutas, con frutos secos, con licor… El chocolate es un placer innegable y uno de los dulces que más paladares conquista, incluso creando una devoción exacerbada. Comenzó siendo una bebida sagrada con la que mayas y aztecas agasajaban a sus dioses, luego fue moneda de cambio y hoy es uno de los manjares omnipresentes en nuestra gastronomía, ya sea como alimento o como ingrediente protagonista en multitud de elaboraciones.

Claro que, en la medida que se ha generalizado la ingesta de chocolate, este ha incrementado su exposición a un sinfín de juicios sobre su consumo, sus propiedades nutricionales o sobre sus efectos, muchos de ellos erróneos. Seguro que hay más de un lector que en alguna ocasión ha escuchado «no comas mucho chocolate, te saldrá acné», «opta por el chocolate negro, pues no engorda» o «el chocolate crea adicción». Afirmaciones que se han propagado entre los consumidores, quienes erróneamente las asumen como verdades inexpugnables. He aquí algunas falacias surgidas en torno a este ‘manjar de los dioses’.

Falsedades e invenciones

  • Crea adicción. Es cierto que el chocolate contiene sustancias que enganchan, como la teobromina, la cafeína y el triptófano, el cual estimula la liberación de serotonina, también conocida como la ‘hormona de la felicidad’. Esta recrea una sensación de complacencia inmediata en el cerebro y, por ende, la necesidad de seguir comiendo. Sin embargo, para que el consumo de chocolate induzca a una adicción habría que comer cantidades considerables. Por tanto, para ser exactos, la ingesta de este dulce genera más bien ganas -no lo negamos, a veces irrefrenables- de seguir degustándolo.
  • Es estimulante. Como se ha mencionado, el chocolate tiene teobromina -10 gramos por cada kilo en el caso del chocolate negro- y cafeína -200 miligramos por cada 100 gramos en el chocolate con leche-, sustancias que se consideran estimulantes del sistema nervioso central. Aunque quien lo consume experimenta un aumento de la energía y se siente más despierto durante un lapso de tiempo, no produce una gran mejoría de ánimo. Esta es la conclusión a la que ha llegado la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y Nutrición(EFSA), que determina que no hay una relación entre dichas sustancias y una alteración del estado anímico.

La razón es que ningún alimento causa por sí mismo un incremento de peso y el chocolate no es una excepción

  • Antidepresivo. Muchos recurren a la ingesta de chocolate para aplacar la debilidad emocional. Aunque este dulce contiene sustancias como el triptófano, la feniletilamina o la anandamina, las cuales proporcionan placer y relax, ciertamente no existen estudios que lo demuestren, tal y como explicita la EFSA.
  • Técnicamente, no es cierto. La razón es que ningún alimento causa por sí mismo un incremento de peso, y mucho menos cuando se consume con moderación y en el marco de una dieta sana, variada y equilibrada. Si además hay una coherencia entre lo que se ingiere y el gasto energético, las posibilidades de ganar kilos se reducen aún más. Es cierto que este manjar tiene un alto contenido calórico -100 gramos de chocolate negro aportan 540 kilocalorías aproximadamente- y es generoso en grasas saturadas. Teniendo en cuenta esto, en la mesura está la clave. Lo adecuado es consumir una o dos onzas al día, que equivalen a unos 15 o 20 gramos.
  • Previene enfermedades de corazón. El chocolate puede presumir de tener un alto contenido en flavonoides, que son antioxidantes naturales. Estos, según el estudiorealizado en el Centro de Resonancia Magnética de la Universidad de Nottigham, en Reino Unido, «ayudan a aumentar el flujo sanguíneo, a prevenir el deterioro vascular -incluida la demencia y los accidentes cerebrovasculares- y, por tanto, a mantener la salud cardiovascular y la frecuencia cardíaca». Sin embargo, la EFSA alude que no hay evidencias científicas que verifiquen estos resultados. En cambio, este mismo organismo considera que los 200 gramos de flavonoides que contiene el cacao o 10 gramos de chocolate negro contribuyen a la dilatación de los vasos sanguíneos, a la estimulación de la circulación sanguínea y, por tanto, a una mejora de la salud y el funcionamiento de algunas funciones del sistema cardiovascular.
  • Genera acné. Una de las creencias más populares que se le atribuye al chocolate es que su consumo propicia la aparición o el agravamiento del acné. Aunque hace unos años se señalaba a los factores dietéticos como culpables de esta aparición, hoy se consideran muy poco relevantes. La razón, tal y como pone de manifiesto la investigaciónrealizada por la Academia de Nutrición y Dietética Americana, es que no existen alimentos concretos que provoquen la aparición del acné. Su desarrollo es consecuencia del mantenimiento de hábitos alimenticios inadecuados y una dieta rica en azúcares a lo largo del tiempo.
  • Sin azúcar, es ‘light’. En los últimos tiempos, podemos ver en los lineales del supermercado nuevas variedades de chocolate, como las exentas de azúcar. Estas incluyen otras alternativas, como la estevia, por lo que tienen menor aporte calórico que las versiones convencionales. Sin embargo, siguen teniendo un elevado contenido energético, así que no pueden considerarse bajas en caloríasy mucho menos aumentar la dosis de consumo

Sonia Fernández

Resultado de imagen de PROBIÓTICOS Y PREBIÓTICOS: NECESITAS CONOCER LAS DIFERENCIAS

Son alimentos que pueden ayudarnos a prevenir diarreas y problemas gastrointestinales e incluso intervenir en tratamientos contra otras enfermedades más serias. Pero ¿realmente sabes cómo diferenciarlos?

En más de una ocasión, sobre todo cuando tomamos antibióticos, el facultativo ha podido recomendar la ingesta de probióticos y/o prebióticos. Cualquiera que haya hecho caso a dicha recomendación, habrá notado en sus carnes que los probióticos cumplían con lo prometido pues evitan la diarrea y aseguran un óptimo estado de la flora, que puede verse perjudicada por el uso de estos medicamentos ya que favorece la proliferación de la bacteria Clostridium difficile. Pero vamos a ver por qué sucede esto.

Lo cierto es que esta bacteria suele vivir en el colon sin perjudicarnos, pero cuando un individuo inicia un tratamiento antibiótico para tratar una afección, este organismo puede crecer e incluso desplazar a la flora bacteriana normal que habita allí. Sin embargo, los probióticos tienen metas incluso más ambiciosas pues, según un estudio dirigido por investigadores del Hospital Infantil de Texas en Houston (EEUU), la alteración de la composición de esta flora con la administración de probióticos puede resultar de gran utilidad para prevenir o tratar el cáncer colorrectal.

A juicio de James Versalovic, director de esta investigación, “con la simple introducción de bacterias que proporcionen las sustancias vitales ausentes podemos reducir el riesgo de cáncer y complementar las estrategias de prevención del cáncer basadas en la dieta”.

Los descubridores de los probióticos

La palabra ‘probiótico’ se acuñó en 1960, significa ‘a favor de la vida’ y con ella se designa a las bacterias cuya presencia ejerce un efecto positivo tanto para los seres humanos como para los animales. Su hallazgo se le debe al ruso Eli Metchnikoff, que obtuvo el premio Nobel por sus trabajos en el Instituto Pasteur a comienzos del siglo pasado. También el pediatra francés Henry Tissier apreció que los niños con diarrea apenas tenían en sus heces un determinado número de peculiares bacterias a las que distinguía su forma de Y. En cambio, los niños sanos las tenían en abundancia.

Todo ello le hizo sospechar que la administración de esas bacterias a pacientes con diarrea podía ayudarles a recuperar la flora y reestablecer su equilibrio. Por lo tanto, ante estos esperanzadores resultados, numerosos investigadores se lanzaron a su estudio pero los resultados no fueron los esperados y desalentaron a la industria. Incluso se llegó a la conclusión de que el concepto de probiótico no estaba demostrado científicamente y durante décadas apenas se le dedicaron investigaciones.

 

Los últimos estudios demuestran que los probióticos pueden ayudar a luchar contra el cáncer colorrectal

Sin embargo, los últimos veinte años han sido bastante productivos y se ha avanzado en la investigación como prueba el estudio del Hospital Infantil de Texas reseñado al principio del artículo. En definitiva, tanto los probióticos como los prebióticos se han popularizado, pero no siempre es fácil, como consumidores algo profanos, establecer la diferencia entre ambos e incluso la razón de su beneficiosa influencia en nuestra salud gastrointestinal.

¿Qué son los probióticos?

Según reconoce la OMS, diversos estudios científicos sugieren que “los probióticos desempeñan un importante papel en las funciones inmunitaria, digestiva y respiratoria, y que podrían tener un efecto significativo en el alivio de las enfermedades infecciosas en los niños y otros grupos de alto riesgo”.

También ciertos estudios sugieren que la utilización de lactobacilos y subproductos metabólicos probióticos podría resultar beneficiosa para el corazón e incluso servir de prevención y terapia de varios síndromes de cardiopatías isquémicas.

¿En qué se diferencian de los prebióticos?

No obstante, no debemos confundir estos conceptos, pues como veremos difieren bastante, aunque ambos han demostrado su capacidad para estimular bacterias autóctonas beneficiosas en el huésped. Así, la principal diferencia entre ambos estriba en que unos contienen microorganismos vivos y los otros son un tipo especial de fibra alimentaria. Ambos persiguen el mismo fin, mejorar la flora intestinal del huésped, pero aplicando para ello un método diferente.

En concreto, los prebióticos se definen como “ingredientes no digestibles de los alimentos que afectan beneficiosamente al huésped estimulando selectivamente el crecimiento y/o la actividad de una de las especies de bacterias que están ya establecidas en el colon, o de un número limitado de ellas, y por consiguiente mejoran de hecho la salud del huésped”. Ambos consumidos de forma conjunta ejercen un efecto simbiótico. Así, la simbiosis supone la mezcla de probióticos y prebióticos, pues la acción de cada uno, sumada, ayuda a potenciar los efectos beneficiosos del otro. Es decir, se complementan de forma perfecta.

Y los últimos en llegar, los oncobióticos

No debemos pasar por alto los oncobióticos, unos probióticos que refuerzan la respuesta a la inmunoterapia contra el cáncer y cuyo término ha sido acuñado por la investigadora Laurence Zitvogel, del Campus Gustave Roussy, un complejo dedicado al diagnóstico, tratamiento e investigación del cáncer ubicado en la periferia de París.

Esta científica elaboró una sólida línea de investigación sobre microbioma y cáncer en la que ha observado que la falta de microbioma o su perturbación por los antibióticos debilita la respuesta inmunitaria contra el tumor y esto reduce las posibilidades de éxito de la quimioterapia. No obstante, la administración por vía oral de Akkermansia muciniphila o Enterococcus hirae mejora de manera ostensible la respuesta a la inmunoterapia.

Estos interesantes resultados la han llevado a plantear la existencia de los oncobióticos y su relevante papel en el tratamiento del cáncer. No obstante, son datos experimentales que requieren más investigación

 

Ana Durá

 

Resultado de imagen de Siete aplicaciones para entrenar en vacaciones

Para hacer ejercicio solo se necesitan tres cosas: un móvil, una botella de agua y fuerza de voluntad. ¿A que las tienes todas? No necesitarás, ni siquiera, salir del hot

¿Estás a punto de irte de vacaciones o, mejor, ya estás disfrutando de ellas? Y, claro, no puedes llevarte el gimnasio a cuestas… o sí. Déjate de excusas. Aunque no viajes con la ‘tablet’ o te dejes el portátil en casa, seguro que no te resistes a poner bajo llave el ‘smartphone’, así que ya tienes ahí tu gimnasio móvil. Piénsalo bien, no eches por tierra todo lo que te ha costado mantener el tipo hasta llegar aquí. Sabes que agosto es momento de excesos y que caerás en más de una tentación, así que te vendrá bien seguir una rutina de ejerciciotodos los días con la que contrarrestar esos caprichos veraniegos a los que es difícil resistirse. Desde aquí te lo ponemos fácil recomendándote algunas de las aplicaciones deportivas más interesantes (y gratuitas). ¡Descárgatelas antes de hacer tu equipaje y conviértete en tu propio coach deportivo!

  1. My vitale

Con esta plataforma de ‘training’ digital podrás diseñar tu ejercicio a medida, en función de tus capacidades, tu tiempo disponible y tus ganas. Te proporciona un plan de entrenamiento completamente personalizado que irá cambiando mes a mes para poder adaptarse a tu evolución. ¡Más fácil no te lo pueden poner!

  1. Nike+ Training Club

Esta app cuenta con más de 100 entrenamientos de ‘fitness’ con audio y vídeo, diseñados por los expertos de la firma deportiva; algunos de ellos de solo 15 minutos. Te permite crear un perfil y crear avisos para que no te duermas en los laureles.

  1. Men’s Health Personal Fitness Trainer

Definir tu ‘six-pack’, perder peso, ganar músculo… Aquí encontrarás más de 500 rutinas de entrenamiento y más de 1.000 ejercicios, además de consejos de nutrición orientados a diferentes objetivos.

 

Runtastic Pedometer

Vale, te gusta desconectar cuando vas de vacaciones y no estás dispuesto a ponerte a sudar, pero, al menos, vigila tus movimientos. Esta aplicación contará todos tus pasos cuando te pongas a andar, la velocidad y frecuencia que les imprimes, y las calorías que has quemado. Vamos, te ayudará a no estar todo el día tirado en la tumbona.

7 Minute Workout

No podrás negarte a completar esta rutina de 12 ejercicios (‘burpees’, sentadillas, abdominales…) de alta intensidad, porque solo necesitarás parar tu actividad o inactividad diaria durante siete minutos. ¿Puede haber más motivación?

 

Yoga Studio

Si ya conoces esta disciplina, esta aplicación te ayudará a mejorar, y si nunca la has probado, este puede ser un buen momento para experimentar con los saludos al sol. Además de perfeccionar posturas o aprenderlas, podrás seguir también sus clases de meditación, y antes de que terminen las vacaciones te habrás enganchado al “oommmm”.

Endomondo

Si te has llevado la bici a tu lugar de descanso o, sencillamente, eres de los que les gusta salir ahí afuera a caminar y explorar el paisaje, esta es tu app.Registra cualquier actividad deportiva al aire libre; esto es, andar, correr, ir en kayak… incluyendo duración, distancia, velocidad y consumo de calorías. Seguro que hay mucha gente en tu misma situación y, a lo mejor, te apetece contactar con ellos de forma virtual. Esta plataforma te permite compartir tus gestas deportivas con el grupo. ¿Sus ventajas? Socializas y controlas el progreso de tu actividad.

Por cierto, estas aplicaciones funcionan también en invierno, así que si eres de los que cambia de pretextos por temporadas, aplícate el cuento.

 

Resultado de imagen de CINCO SUPLEMENTOS Y VITAMINAS PARA PALIAR EL ESTRÉS

Quien más o quien menos sufre estrés a lo largo de la vida. Los estudios constatan que la melatonina o los suplementos de vitamina B lo combaten al igual que a sus síntomas

Quien más o quien menos sufre estrés a lo largo de la vida. Existen muchos factores estresantes específicos de la vida, pero los relacionados con la presión laboral, el dinero, la salud y las relaciones tienden a ser los más comunes.

El estrés puede ser agudo o crónico y provocar fatiga, dolores de cabeza, malestar estomacal, nerviosismo e irritabilidad o enojo. El ejercicio regular, el sueño adecuado y una buena nutrición son algunas de las mejores formas de equipar al organismo para combatirlo, pero varias vitaminas y suplementos también pueden ayudar.

Aquí están los 5 mejores:

Rhodiola rosea

Es una hierba que crece en las regiones frías y montañosas de Rusia y Asia.

Hace tiempo que se conoce como un adaptógeno, una hierba natural no tóxica que estimula el sistema de respuesta al estrés de su cuerpo para aumentar la resistencia al estrés. De hecho, un estudio publicado en ‘Internal Journal of Psychiatric Clinical Practice’, llevado a cabo por científicos alemanes y suecos, concluye: «El extracto cumple requisitos importantes. Es el principal adaptógeno aprobado por el Comité Europeo de Productos de Hierbas Medicinales (HMPC, sus siglas en inglés) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, de sus siglas en inglés) para la indicación de ‘estrés’ e influye en la liberación de hormonas del mismo al tiempo que aumenta el metabolismo energético. Ofrece un tratamiento integral de los síntomas del estrés y puede prevenir el estrés crónico y las complicaciones relacionadas con el estrés».

Las propiedades adaptogénicas de la rhodiola están vinculadas a dos de los potentes ingredientes activos de la hierba: rosavina y salidrosida. Un trabajo, publicado en ‘Complementary Therapies in Medicine’, de 8 semanas de duración y con 100 personas con síntomas de fatiga crónica, como mala calidad del sueño y alteraciones en la memoria y la concentración a corto plazo, descubrió que la suplementación diaria con 400 mg de extracto de rhodiola mejoró los síntomas pasada una semana y los mismos continuaron disminuyendo durante todo el estudio.

En otra investigación, recogida en ‘Neuropsychiatric Disease Treatment’, con 118 personas con agotamiento relacionado con el estrés, tomar 400 mg de extracto de rhodiola al día durante 12 semanas mejoró los síntomas asociados, incluida la ansiedad, el agotamiento y la irritabilidad. Además, es bien tolerada y segura.

Melatonina

El estrés está fuertemente relacionado con el insomnio, un trastorno del sueño caracterizado por dificultades para conciliar el sueño o permanecer dormido, o ambos. Lograr un sueño de calidad adecuado puede no ser lo más fácil si estás bajo estrés, lo que a su vez podría empeorar su gravedad. La melatonina es una hormona natural que regula el ritmo circadiano de tu cuerpo o el ciclo de sueño-vigilia. Los niveles de la hormona aumentan en la noche cuando está oscuro para promover el sueño y disminuyen en la mañana cuando está claro para promover la vigilia.

Una revisión de trabajos, publicada en ‘PLoS One’, concretamente de 7 estudios con 205 personas, investigó la efectividad de la melatonina para controlar los trastornos secundarios del sueño, que son los causados ​​por otra afección, como el estrés o la depresión. Y demostró que disminuyó el tiempo que tardó la gente en quedarse dormida y aumentó el tiempo total de sueño, pero no afectó significativamente a la calidad del sueño, en comparación con un placebo.

Aunque es una hormona natural, su suplementación no afecta la producción de esta en su cuerpo. Los suplementos varían en dosis de 0,3 a 10 mg. Es mejor comenzar con la dosis más baja posible y aumentar hasta una dosis más alta si es necesario, tal y como recoge la revista ‘Drugs Aging’, tras realizar una revisión de 16 estudios llevados a cabo en varones de 55 años o mayores.

Suplementos de vitamina B

Estas vitaminas juegan un papel importante en el metabolismo al transformar los alimentos que consumimos en energía utilizable. Son esenciales para la salud del corazón y el cerebro. Las fuentes alimenticias de vitaminas B incluyen granos, carnes, legumbres, huevos, productos lácteos y verduras de hoja verde.

Curiosamente, se han sugerido altas dosis de vitaminas B para mejorar los síntomas del estrés, como el estado de ánimo y los niveles de energía, al reducir los niveles sanguíneos del aminoácido homocisteína. Niveles elevados asociados al estrés se relacionan con un mayor riesgo de varias afecciones, incluidas enfermedades cardiacas, demencia y cáncer colorrectal.

Un trabajo de 12 semanas de duración, publicado en ‘Human Psychophamacology’, llevado a cabo con 60 personas con estrés relacionado con el trabajo, mostró que aquellos que tomaron una de las dos formas de un suplemento de complejo de vitamina B experimentaron menos síntomas de estrés laboral, incluyendo depresión, enojo y fatiga, en comparación con los del grupo de placebo.

 

 

Además, una revisión de 8 estudios, publicado en ‘Psychosomatic Medicine’, en los que participaron 1.292 personas, encontró que tomar un suplemento multivitamínico y mineral mejoró varios aspectos del estado de ánimo, incluido el estrés, la ansiedad y la energía. Aunque el suplemento contenía varias otras vitaminas y minerales, los autores del estudio sugirieron que los suplementos que contienen altas dosis de vitaminas B pueden ser más efectivos para mejorar aspectos del estado de ánimo.

Los suplementos de complejo de vitamina B son generalmente seguros cuando se toman dentro de los rangos de dosis recomendados. Sin embargo, pueden causar efectos secundarios nocivos como dolor nervioso cuando se toman en grandes cantidades. Además, son solubles en agua, por lo que el cuerpo excreta cualquier exceso a través de la orina.

Bufera (withania somnífera)

Es una hierba adaptógena nativa de la India, donde se ha utilizado en el ayurveda indio, uno de los sistemas medicinales más antiguos del mundo. De manera similar a la rhodiola, se cree que mejora la resistencia de su cuerpo al estrés físico y mental. En un estudio, publicado en ‘Medicine’, sobre sus efectos para aliviar el estrés, los investigadores dividieron a 60 personas con estrés leve para recibir 240 mg de un extracto estandarizado de bufera o un placebo diariamente durante 60 días.

En comparación con el placebo, la suplementación se asoció fuertemente con mayores reducciones en el estrés, la ansiedad y la depresión. También se relacionó con una reducción del 23% en los niveles matutinos de cortisol, una hormona del estrés.

Glicina

Es un aminoácido que su cuerpo utiliza para crear proteínas. Los estudios sugieren que puede aumentar la resistencia de su cuerpo al estrés al alentar un buen descanso nocturno a través de su efecto calmante sobre el cerebro y la capacidad de reducir la temperatura corporal central. Una temperatura corporal más baja promueve el sueño y lo ayuda a permanecer dormido durante la noche. Además es bien tolerada, pero tomar 9 gramos con el estómago vacío antes de acostarse se ha asociado con un malestar estomacal leve. Dicho esto, tomar 3 gramos es poco probable que cause algún efecto secundario.

  1. Matey

 

 

Solemos optar por alimentos que, precisamente, no son los más adecuados para relajarnos y que, además, no son nada beneficiosos para nuestro organismo

Se acercan las Navidades el estrés vuelve (si es que alguna vez se había ido) con más fuerza a nuestras vidas: comidas familiares, compra de regalos, entregas de trabajo antes de las vacaciones… Todo eso nos pone en un estado de ansiedad que muchas veces intentamos paliar a través de la comida.

El problema aquí es que optamos por alimentos que, precisamente, no son los más adecuados para relajarnos y que, además, no son nada beneficiosos para nuestro organismo, ya sea por su exceso de azúcar o grasas o por su gran cantidad de calorías. Por ello, hemos preparado una lista de alimentos poco saludables que sabemos que tomas cuando estás estresado y que debes, en la medida de lo posible, evitar.

Alcohol

«A corto plazo, sienta bien», explica a Global News Kyle Buchanan, un experto en bienestar de Toronto (Canada). «Pero si eres propenso a la ansiedad y al estrés, el alcohol puede empeorarlo al día siguiente«. Y es que, además, el exceso de alcohol afecta tus niveles de serotonina, provocando que te sientas más triste y deprimido y tengas cambios de humor; tiene influencia negativa en el sueño, provoca más fatiga, y dependencia.

Alimentos grasos

Las patatas fritas, los snacks o los nuggets de pollo son siempre sabrosos y apetecibles, pero contienen gran cantidad de grasas negativas para nuestro peso y corazón. «Quieres ser amable con tu cuerpo. Si estás en un momento muy estresante, esto no es amable«, indica Buchanan, agregando que la acción de ciertos aceites puede hacer que el estrés aumente.

Dulces

Cuando estamos estresados, a menudo buscamos los dulces para paliar nuestro estado de ansiedad. Magdalenas, bollos, golosinas y chocolate siempre parecen estar muy a mano por su facilidad para ser consumidos. Aparte de su influencia negativa sobre nuestro peso, dependiendo del origen de los mismos, sobre todo si hablamos de bollería industrial, pasará algo similar que con los fritos, así que mejor evitarlos.

Café

Otro clásico alimento que tomamos a pesar de que sabemos que no nos hará nada bien para relajarnos. La cafeína estimula el sistema nervioso y consumida en exceso puede provocar el efecto de generarnos más ansiedad y más estrés que puede combinarse, además, con una peor calidad y cantidad de sueño. Un coctel explosivo.

¿Y entonces?

«Bueno, ¿y entonces qué tomo si estoy estresado?«, te preguntarás. Antes de nada, quizás debas valorar si es que has de comer/beber algo. Lo primero que has de hacerte es la pregunta de si tienes hambre o sed y es necesario tomar lo que se te está pasando por la cabeza. «Si el antojo proviene del estrés en lugar del hambre, la comida no te satisfará«, sostiene la dietista Kate Comeau, de Dietista de Canadá.

«Si el antojo proviene del estrés en lugar del hambre, la comida no te satisfará»

Si te da igual y al final «necesitas» comer algo para sentirte mejor, trata de elegir alimentos ricos en vitamina C, como el brócoli, frutas como moras, uvas, naranjas y pimientos rojos o berenjenas, señala Buchanan

Los alimentos que contienen Omega-3 también son buenos, ya que pueden ayudar a reducir la inflamación en el cerebro y aminorar los efectos del estrés. Entre estos, destacamos los pescados, las lentejas, las patatas o los plátanos

 

Resultado de imagen de LA INVESTIGACIÓN SOBRE EL ENVEJECIMIENTO QUE LO CAMBIARÁ TODO

Un nuevo estudio ha demostrado que es posible revertir algunos signos típicos de la edad. Con ello, podrían prevenirse muchas enfermedades

Oímos hablar mucho sobre los avances de la ciencia que nos permitirán, en un futuro, vivir más allá de los cien años. Las cuestiones ante estas premisas son muchas y muy variadas, ¿habrá espacio y recursos suficientes para todos? ¿Tendremos que reformular la vida tal y como la conocemos ahora y comenzar a estudiar varias carreras, con tal de aprovechar nuestro tiempo al máximo? Pero, quizá, lo que más podemos preguntarnos es si merecerá la pena llegar a edades tan avanzadas con todos los problemas de salud que la vejez acarrea.

Ahora bien, nos ha tocado vivir en la época más frívola de la historia: las operaciones estéticas están a la orden del día. Baba de caracol, cremas, retoques con botox… Miles de personas alrededor del primer mundo tratan de luchar contra los estragos de la edad haciendo uso de estas fuentes de la eterna juventud. Algunas son más útiles que otras aunque, como es lógico, el paso del tiempo acaba mostrándose en nuestra piel irremediablemente, demostrando que hemos vivido. ¿Habrá un momento en que podamos revertirlo completamente y por muchos años que sigamos teniendo nos sigamos encontrando física y mentalmente como en nuestra primera juventud?

Senescencia celular

La capacidad de revertir o ralentizar los procesos degenerativos que vienen con el aumento de la edad ha sido una aspiración humana desde hace mucho tiempo. Pero es solo en los últimos diez años que la sustitución de los tratamientos paliativos (que suprimen los síntomas de las enfermedades relacionadas con la edad) con medicamentos antidegenerativos genuinos (que previenen y reparan) se ha convertido en algo más que un sueño imposible.

Un estudio realizado con ratones demostró que al eliminar las células senescentes se revertían las causas de deterioro típicas del envejecimiento

Una de las principales causas de los cambios relacionados con la edad (incluidas las enfermedades), se conoce como «senescencia celular«, informa ‘The Conversation‘. Esta es una consecuencia de la evolución que solo entra en juego cuando los organismos sobreviven a su edad reproductiva normal (o si están sujetos a un entorno muy perjudicial). Cuando sucede, las células ya no pueden dividirse, y se comportan de una manera que daña el tejido que las rodea. Durante años, se había considerado esta senescencia como un síntoma más que una causa de deterioro relacionado con la edad, sin embargo, una investigación reciente reveló algo nuevo.

El estudio, que se realizó con ratones, mostró que eliminar estas células senescentes no solo prevenía su envejecimiento sino que revertía muchos de los síntomas. Es cierto que los roedores y los hombres poco tienen que ver, pero es un buen paso, pues, al demostrar que las células senescentes causan el envejecimiento también se nos brinda la posibilidad de desarrollar, en un futuro, una cura. El trabajo de seguimiento reveló que, al eliminar estas células, se pudo revertir el efecto de enfermedades como el Alzheimer o el infarto de miocardio. El desafío, por supuesto, es llevar ahora estos hallazgos mediante la química a los humanos.

Algunos alimentos

Y una buena noticia, porque no todo tiene que ser tomar medicamentos como si no hubiera un mañana. El resveratrol (un tipo de fenol natural), se puede encontrar en algunos alimentos como el chocolate o el vino tinto, y se ha demostrado que es capaz de rejuvenecer estas células senescentes. De igual manera, también se ha descubierto recientemente que Fisetin, un producto natural que hay en las fresas, manzanas y cebollas, confiere mejoras en la salud así como redujo la carga celular senescente en ratones viejos.

 

La investigación llevada a cabo hasta ahora, solo usando productos naturales y medicamentos existentes, ha demostrado inequívocamente que las moléculas pequeñas pueden producir un amplio espectro de efectos antidegenerativos. La medicina preventiva es un posible y los últimos avances indican que en el futuro se podrán desarrollar fármacos seguros y efectivos que nos ayuden, tal vez no a conseguir la inmortalidad (por ahora) pero sí a llegar a una vejez más saludable y activa.

 

ADA NUÑO

 

Resultado de imagen de EL TRUCO QUE DEBES HACER ANTES DE ACOSTARTE PARA SER FELIZ

¿Quieres saber cómo relajarte y tener un buen estado de ánimo adquiriendo un pequeño hábito diario que debes hacer antes de abrazar a Morfeo? Pon atención

¿Qué es ser feliz? ¿Cómo se consigue ese estado que tantos ansían cada día? Lo cierto es que nos obsesiona conseguirlo o al menos saber cómo lo han hecho las personas que creen haberla hallado.

Los hay que aseguran que la felicidad no existe y que solo se consigue a través de muchos ceros en el banco, pero una última encuesta realizada por una marca de colchones y publicada en ‘Hose Beautiful’ asegura que hay una simple forma para encontrarla, y no tiene absolutamente nada que ver con el dinero.

 

Además, según el Informe Ipsos Global Advisor on Global Happiness 2019 elaborado en 28 países sobre las fuentes de felicidad, España se sitúa penúltima en el ‘ranking’. Solamente el 46% de la población considera que es feliz. ¿Qué necesitamos para estarlo? Los datos revelan que tener salud y bienestar físico (58%), los hijos (51%) y las relaciones sentimentales (48%) son los aspectos de la vida que más satisfacción generan en los españoles, además de tener seguridad personal (45%), y conocer que la vida tiene sentido (42%). Pero lo cierto es que podría ser mucho más fácil que todo eso.

Antes de irte a la cama

Si eres fan de las sagas y todavía no tenías una excusa para leer los siete libros de ‘Harry Potter’, quizá esto te interese. ¿Cómo puedes ser más feliz y estar menos estresado? Existe un truco simple y sencillo que puedes hacer antes de dormir.

Según la Universidad de Oxford, quien fue un ávido lector en su adolescencia tiene más posibilidades de triunfar en su madurez

La encuesta, realizada a 2.310 personas, se centró en los resultados más detallados de los 1.000 participantes que se dividieron en dos grupos diferentes: aquellos que leían con frecuencia (una media de cinco noches) antes de acostarse y los que lo hacían raras veces. «Más del 80% de los que sí leían aseguraron que tenía un efecto relajante«, afirma el informe. «El otro 65% indicó que su estrés se redujo y el 50% que descansaba más», apunta.

Como era de esperar, el 96% de los lectores voraces recomiendan que otros sigan sus pasos para que puedan beneficiarse de sus efectos positivos. Además, el 44% de todos los encuestados prefirieron libros en formato tradicional en comparación del 38% que los prefieren en dispositivos electrónicos. Los datos también revelan que los que sí leen antes descansan una hora y 37 minutos más que los que no en el transcurso de una semana.

Un gran cambio

Todo ese sueño adicional también podría contribuir a la felicidad general: el 70% de los lectores frecuentes piensan que actualmente están viviendo el momento al máximo, mientras que solo el 58% de los que cogen un libro piensan lo mismo. Si bien estos datos se basan en el autoinforme y no se han recopilado estadísticas sobre estos hallazgos, la lectura sigue siendo definitivamente algo que promueve la estimulación cerebral y podría causar un poco de sueño antes de dormir.

Las personas que leen antes de dormir descansan una hora y 37 minutos más a la semana que los que no lo hacen nunca

Y no solo eso, leer tiene muchos más beneficios. Aunque no lo creas, esta actividad no es natural en el ser humano porque nuestro cerebro no está acostumbrado a mantener la atención fija sobre un mismo punto siempre. Nos despistamos ante nuevos estímulos, es una realidad. Según la psicóloga Nicole K. Speer de la Universidad de Washington, al leer recreamos lo imaginado de tal forma que se activan las mismas zonas que lo hacen cuando observamos algo que está sucediendo en la realidad: para nuestro órgano coger un libro es lo mismo a estar viviéndolo.

Además, según una investigación del psicólogo Raymond Mar de la Universidad de Toronto, las personas que leen novelas son más empáticas que los que escogen libros especializados o no disfrutan de cualquier libro en general. Si devoras los libros serás también mejor orador y tendrás mayor éxito profesional, así lo asegura otro estudio de la Universidad de Oxford, ya que afirma que quien fue un ávido lector en su adolescencia tiene más posibilidades de triunfar en su madurez.

  1. LÓPEZ