Resultado de imagen de CINCO CONSEJOS PARA TRIUNFAR EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO POR VIDEOCONFERENCIA

Cada vez son más las que se realizan de manera remota, por lo que saber prepararse para ellas es vital si queremos tener éxito

Encontrar un nuevo empleo es el objetivo de miles de personas a diario. Muchos de ellos están en paro y buscan introducirse en el mercado laboral, aunque otros sí están trabajando y lo que buscan es un cambio, para tener mejores condiciones económicas, horarios más flexibles, un ambiente de trabajo más agradable, etc.

Tanto unos como otros se enfrentan a múltiples procesos de selección de personal que, con el paso de los años, han ido evolucionando. En poco se parecen las entrevistas de trabajo de hoy en día con aquellas a las que se enfrentaron nuestros padres hace décadas. Y varios de los grandes cambios tienen que ver con la llegada de la tecnología.

Cada vez es más habitual que las entrevistas de trabajo se realicen a través de internet para no obligar a los aspirantes a viajar, incurriendo en gastos innecesarios. Pero esas entrevistas tienen sus propios códigos y hay que saber entenderlos, por lo que te vamos a dar varios consejos para superar esas videoconferencias con éxito.

Una entrevista de trabajo por videoconferencia

Los profesionales utilizan cada vez más el vídeo para todo tipo de reuniones, ya sea con compañeros de empresa que están en otros lugares, con proveedores que se encuentran en sus oficinas o para multiconferencias con diversas personas conectadas desde distintos puntos: barrios diferentes, ciudades diferentes, países diferentes o, incluso, continentes diferentes.

Aunque estemos en nuestra casa, todo tiene que estar perfecto: lo que se vea a través de la cámara es nuestra carta de presentación ante el reclutador

En todos esos casos es necesario mostrarse de la misma manera que si estuviéramos reuniéndonos en persona, es decir, de manera pulcra y perfectamente preparado para trabajar. Pero en el caso de las entrevistas de trabajo, esa necesidad es aún mayor ya que la imagen que traslademos al reclutador será la que pueda darnos el empujón definitivo para conseguir el puesto que deseamos.

Por eso, lo primero que tenemos que tener en cuenta es qué hay por detrás de nosotros. Todo lo que esté a nuestra espalda será nuestra carta de presentación por lo que hay que dar una imagen de organización y sin elementos que desvíen la atención. También hay que asegurarse de que los niños y las mascotas están en habitaciones diferentes y de que tenemos todos los aparatos electrónicos en silencio para que no nos interrumpan.

Algo en lo que no se piensa normalmente es en la altura de la cámara: no es lo mismo hablar con los amigos que hacer una entrevista de trabajo. Por eso es importante colocar unos libros u otra cosa que levante la cámara hasta la altura de nuestros ojos, para que la imagen que se proyecte sea perfecta: no debe estar ni muy lejos ni muy cerca.

Consejos para el proceso

También es vital dar una imagen de cercanía: aunque estemos en casa y nos veamos a través de una pantalla, los gestos son vitales para transmitir muchas aptitudes. Por eso, tenemos que mejorar nuestros gestos, pero algunos expertos reconocen a Forbes que la mejor manera de hacerlo es no fijándonos en ellos, aunque parezca una incoherencia.

 

No debemos olvidar que estamos en una entrevista y eso significa mirar a la persona que nos habla a los ojos. En este caso, los ojos es la cámara del ordenador, por lo que debemos intentar mirar a ese punto. Si lo hacemos el reclutador se mostrará más cercano y si, además, somos capaces de sonreír, habremos dado un paso muy importante.

Y, aunque parezca mentira, no nos podemos olvidar de respirar. No, no es una broma: cuando estamos nerviosos, las personas solemos contener la respiración, mostrándonos muy nerviosos. Es importante respirar con normalidad para transmitir seguridad y, además, cuanto más oxígeno llegue al cerebro mayor capacidad de respuesta tendremos.

Mirar a la cámara del portátil es hacerlo a los ojos de quien nos está entrevistando: es complicado, pero puede hacernos ganar muchos puntos

Todos estos consejos para una entrevista de trabajo son vitales si nos enfrentamos a una videoconferencia. Pero lo mejor, como siempre, es mostrarnos como somos: remarcar lo mejor de nuestra experiencia, explicar al reclutador por qué somos el candidato ideal para el puesto y cómo ayudarás a la empresa en tu nuevo puesto de trabajo. Así, conseguirás el empleo.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *