Por qué algunas personas tienen más sentimiento de pertenencia al ...

Un estudio ha concluido que existen en nuestra sociedad dos clases de personas: las grupales y las no grupales, y esto afecta mucho en su toma de decisiones

¿Por qué algunas personas se exaltan en los campos de fútbol o los mítines políticos? ¿Por qué las masas suelen seguir a un líder y también son capaces de destruir y quemar todo a su paso? Si usted es una persona profundamente individualista, este tipo de comportamientos sin duda llamarán su atención. La psicología de grupo lleva años estudiándose, y parece que se ha llegado a una conclusión certera: hay personas que tienen más sentimiento de pertenencia a grupo (y, por tanto, se comportarán más como ‘masa’) que otras.

Según una nueva investigación, hay personas que, simplemente, quizá porque tienen opiniones más fuertes o sesgadas, se verán más influenciadas por este ‘comportamiento grupal’ que otras. «No es el grupo lo que importa», apunta la economista e investigadora principal del estudio, Rachel Kranton, en ‘Science Alert‘, «es si al individuo le gusta estar en un grupo. Algunas personas, por ejemplo, deciden unirse a un partido político y por tanto actuarán de manera más sesgada que aquellas que tengan unas ideas similares pero no se afilien al partido».

Los individuos grupales tardan más en tomar decisiones, pero intentan siempre beneficiar a su propio grupo con las mismas

En el experimento, que se llevó a cabo con 141 personas, se hicieron preguntas a los participantes sobre sus afiliaciones políticas, diferenciándose entre demócratas o repúblicanos declarados por un lado, o como personas que se inclinaban más hacia las ideas demócratas o repúblicanas por otro (y a estos se los denominó como ‘independientes’). Asimismo, participaron en una encuesta en la que se les hizo una serie de preguntas aparentemente neutrales sobre preferencias estéticas de acuerdo con obras de arte o fragmentos poéticos.

Después se realizó una tercera prueba en las que se les colocó en distintos grupos (por afiliación política, similitud en las respuestas sobre las preferencias estéticas y de manera aleatoria) y se les instó a asignar ingresos, de manera que podían elegir asignar varias cantidades de dinero para ellos mismos, para los miembros del grupo o para los miembros del otro grupo. Según explican los propios autores: «Descubrimos algunas curiosidades. Por ejemplo, comparamos a los demócratas con los demócratas independientes y encontramos que los miembros del partido tendían a tomar decisiones que favorecieran al grupo; en promedio, sus elecciones llevaron a conseguir mayores ingresos para los participantes de su grupo».

Los individuos no grupales actúan sin dejarse influir, independientemente de si se encuentran o no en un entorno grupal

Estas personas no se limitaron a tomar decisiones que favorecieran al grupo solo desde un punto de vista político, sino que lo hicieron con todos los grupos en los que les tocó. Por ello mismo y tras estudiar la muestra, los investigadores han concluido que existen en nuestra sociedad dos clases de personas: las grupales y las no grupales: las acciones de las personas grupales están influenciadas por encontrarse en entornos grupales, en cuyo caso es más probable que demuestren prejuicios contra todos aquellos que no pertenecen a su ‘manada’.

En cambio, los individuos no grupales o independientes no muestran este tipo de tendencia y es más probable que actúen siempre de la misma manera, independientemente de si están o no en un entorno grupal. Estas personas también parecen tomar decisiones más rápidas que las personas que forman grupos. «Quizá esto se deba a que no buscan la aprobación de nadie más al hacerlo», apuntan desde el propio equipo encargado de la investigación.

No obstante, los investigadores ya advierten que el estudio se ha realizado con una muestra muy pequeña y que, por tanto, todavía deben continuar investigando. «El descubrimiento ha sido muy esclarecedor, pero debemos realizar más pruebas para entender o tratar de identificar qué es lo que predispone personas a este tipo de mentalidad grupal o no grupal», concluyen.

  1. N.