La clave para responder en una entrevista de trabajo y conseguir el empleo

Además de indicar cuál es nuestra experiencia y formación, deberemos adoptar una actitud específica

 

Pese a lo mucho que se prepare una entrevista de trabajo con el objetivo de realizarla con éxito, todos cometemos errores. En esta fase inicial de la búsqueda de empleo los nervios suelen jugar una mala pasada, ya que fomentan que la gente se bloquee o se quede en blanco. En el peor de los casos, incluso puede provocar que nuestras respuestas no se ajusten directamente a la pregunta.

La experta en relaciones laborales J.T. O’Donnell, fundadora de la plataforma que asesora a aquellos que buscan trabajo Work It Daily, originaria de Boston (Estados Unidos), cree que esta conversación con la persona que busca cubrir una vacante será fructífera en función de nuestra actitud.

En sus más de veinte años de experiencia, la especialista ha descubierto que los individuos que más triunfan en las entrevistas son los que siguen un método simple: «Cada persona que conoces en el proceso de selección está decidiendo si harás que su trabajo sea más fácil o difícil». De este modo, será fundamental indicar en las respuestas de la entrevista cuál va a ser tu aportación al puesto que podrías ocupar.

¿Son nuestras habilidades útiles?

En una publicación de CNBC, O’Donnell pone el hipotético ejemplo de Mark, un profesor de lengua que ha trabajado a tiempo completo los últimos siete años. En una entrevista para un puesto de subdirector de instituto, el que sería su jefe le pregunta qué impacto tendría en el centro si fuera contratado.

Durante unos segundos, el entrevistado se queda totalmente congelado y entra en pánico. Sin embargo, recuerda que en el anuncio del puesto se pide a una persona que «favorezca el trabajo del director», por lo que Mark contesta lo siguiente: «Creo que soy totalmente capaz de conseguir que los alumnos saquen buenas notas. He visto que es uno de los principales retos del centro, el cual me veo capaz de superar gracias a un programa de mejora de rendimiento que lideré en mi antiguo empleo».

Según O’Donnell, a medida que Mark enuncia cuáles son las habilidades en las que tiene experiencia, su voz adquiere igualmente cierta confianza. Al estar hablando de un campo que conoce muy de cerca, pierde el miedo al posible bloqueo y, simplemente, cuenta qué es lo que puede ofrecer. Y es que, además de ser profesor, Mark tiene a sus espaldas años de trabajo como director del departamento de lengua. Esto ofrece «una perspectiva única sobre los desafíos a los que se enfrentan los maestros».

La pregunta del entrevistado

¿Por qué es acertada la respuesta de Mark? La especialista hace referencia, en primer lugar, a las facilidades que aportaría a su futuro jefe en la mejora de los resultados de los exámenes, y además funcionaría como un intermediario entre todos los miembros del departamento. En segundo lugar, el entrevistado hace hincapié en su trayectoria profesional, prioridades y estilo de liderazgo.

Destaca qué puedes ofrecer para el cumplimiento de las obligaciones del puesto

Además de fomentar las tareas de nuestro futuro empleador, O’Donnell señala la importancia de escuchar las preguntas con atención. A medida que el miembro del personal de la empresa que puede contratarnos nos formule cuestiones, deberemos dejar claro que seremos igualmente útiles en esos casos.

Una vez que el entrevistador concluya sus preguntas, la especialista aconseja a la persona que opta al empleo formular la siguiente cuestión: “¿qué más puedo hacer para facilitar su trabajo?”.

Y es que, según O’Donnell, los individuos que esperan cubrir la vacante en una empresa no siempre dejan claro cuál sería su papel en todos los ámbitos. Se centran, exclusivamente, en su función principal. A veces “no piensan los valiosos que podrían ser en los diferentes aspectos del puesto que esperan ocupar”. La especialista recomienda recordar siempre que “tu rol afecta a otros roles, y cuando demuestres que puede facilitar el trabajo de otras personas, destacarás por encima del resto”.

En definitiva, si estamos ante una entrevista de trabajo, no solo tendremos que demostrar que poseemos una serie de habilidades, sino que deberemos dejar claro la utilidad de estas en la realización de múltiples tareas.

 

El Confidencial

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *